Abrir menú principal
Lección 4
Preparación mental

Un desempeño deportivo excepcional requiere preparación tanto en el área física como en las áreas técnica, táctica y mental.[1] En particular, la preparación mental se refiere a la práctica y entrenamiento de forma sistemática de habilidades psicológicas como la concentración, la atención, la regulación de los niveles de activación, la autoconfianza y la motivación. El propósito de este entrenamiento es principalmente mejorar el rendimiento deportivo pero también obtener un mayor placer o satisfacción al realizar actividades físicas o deportivas.[2] Al enfrentarse a oponentes con capacidades físicas similares, los atletas con mejor entrenamiento psicológico suelen resultar vencedores. La importancia de la preparación mental en los deportes varía desde un 50% en algunos deportes hasta un 80% o 90% de la actividad deportiva en disciplinas como el tenis, el golf y el patinaje artístico.[2]

La preparación mental permite mejorar el rendimiento de los atletas, tanto jóvenes como profesionales. En los atletas jóvenes ayuda a enseñarles nuevas habilidades, a disminuir errores persistentes, a motivarlos para la práctica y entrenamiento del deporte y a disminuir las conductas problemáticas. En los deportistas expertos, la preparación mental ayuda a mejorar las habilidades de automanejo, a transferir lo practicado en el entrenamiento a las competencias y a manejar exitosamente la concentración, la motivación y el estrés durante estas últimas.[1]

A pesar de eso, es frecuente que la incorporación de este componente en los planes de entrenamiento de los atletas se vea impedido por mitos comunes entre los que se encuentran frecuentemente estas ideas:[2]

  • La preparación mental es solamente para atletas con problemas.
  • La preparación mental es necesaria solo para deportistas de élite.
  • La preparación mental proporciona soluciones rápidas a los problemas.
  • La preparación mental carece de utilidad y no da resultados reales.

Para eliminar esas creencias incorrectas durante los procesos de entrenamiento deportivo es necesario iniciar los programas de preparación mental con una fase educativa que le permita a los participantes reconocer la importancia de la preparación mental para su desempeño deportivo. Esta fase es seguida por una etapa de adquisición para aprender las habilidades psicológicas de interés y otra de práctica para aplicarlas en el entrenamiento y las competiciones.[2]

Estas fases se llevan a la práctica como parte de un programa de entrenamiento de habilidades psicológicas o un plan de tratamiento para modificar conductas específicas en los deportistas. Estos planes incluyen sesiones iniciales para exponer el alcance del programa y aclarar ideas falsas que los deportistas y entrenadores puedan tener sobre el tema, actividades para la recopilación de información sobre la situación antes de iniciar el programa, la selección de las conductas a modificar, la escogencia de las técnicas a utilizar, el diseño del calendario de trabajo y la evaluación de los resultados del programa.[1]

Recopilación de informaciónEditar

Uno de los aspectos más importantes para desarrollar un programa de preparación mental es recolectar información sobre el comportamiento y situación actuales del deportista. Para lograrlo existen varias técnicas que se clasifican normalmente en directas e indirectas. Las técnicas directas son las que permiten obtener información de manera objetiva al medir los niveles de respuesta del deportista e incluyen la autoobservación, la observación por parte de terceros y la medición mediante aparatos externos. Las técnicas indirectas son aquellas que permiten obtener información sobre el deportista pero que están expuestas a distorsiones de carácter subjetivo. Entre estas técnicas se encuentran las entrevistas y los autoinformes.[3]

Métodos de entrenamientoEditar

Una vez que se ha recolectado la información sobre la situación del deportista, esta se usa para identificar las conductas que se desean desarrollar u optimizar y las conductas problemáticas que se desean eliminar. Para lograrlo se aplica una selección de métodos de entrenamiento psicológico que incluyen algunas de las siguientes herramientas:[3]

Método Descripción
Reestructuración cognitiva Método para enseñarle al deportista a modificar los pensamientos disfuncionales que asocia al entrenamiento o a las competiciones y que pueden estar provocando altos niveles de estrés, conductas agresivas, o conductas impulsivas.
Entrenamiento de autoinstrucciones Método para sustituir monólogos internos de carácter negativo por autoinstrucciones positivas que dirijan al deportista a la acción y a enfrentar determinadas situaciones de manera óptima.
Establecimiento de objetivos y gestión del tiempo Técnica para dirigir la atención del deportista a los elementos y contenidos importantes de la ejecución de la disciplina deportiva.
Entrenamiento de habilidades sociales Estrategia para mejorar las relaciones interpersonales y la comunicación con compañeros de equipo, miembros del del equipo técnico, familiares, aficionados y cualquier otra persona relacionada con la práctica del deporte.
Modelado Técnica para el aprendizaje o eliminación de una conducta a partir de la observación de un modelo que ejecuta dicha conducta.
Entrenamiento de imaginación Técnica donde el atleta usa todos los sentidos para imaginarse y sentirse realizando alguna actividad con el fin de mejorar una habilidad, darse fuerzas antes del entrenamiento o la competición o reproducir las sensaciones de una destreza correctamente ejecutada.
Técnicas de autorregulación muscular Técnicas de relajación y respiración para ajustar la tensión muscular con el fines diversos que incluyen el manejo del estrés, facilitar el descanso, reducir la activación en zonas específicas del cuerpo o favorecer el entrenamiento de imaginación.
Detención del pensamiento Técnica para el control de diálogos internos cuando estos tienen carácter negativo, erróneo o destructivo. Consiste en dos etapas, una involucra el uso de una respuesta de choque para detener el pensamiento negativo y la otra es una respuesta complementaria que le permite al deportista centrar su atención en una actividad adecuada o un pensamiento positivo.
Técnicas de control del dolor Técnicas usadas para incrementar la tolerancia al dolor cuando es requerido como parte de la disciplina deportiva y para ayudar a los deportistas lesionados a superar esa etapa y acelerar la recuperación.
Toma de conciencia y regulación del nivel de activación Técnicas para ayudar al deportista a tomar consciencia de su estado emocional y a ajustarlo cuantitativa y cualitativamente al nivel requerido para la ejecución exitosa de las técnicas deportivas que desea llevar a cabo.

Resumen de la lecciónEditar

  • La preparación mental es indispensable para lograr un rendimiento deportivo excepcional.
  • La preparación mental ayuda a desarrollar nuevas habilidades, disminuir errores persistentes, aumentar la motivación, disminuir las conductas problemáticas, desarrollar habilidades de automanejo, transferir lo practicado en los entrenamientos a las competencias y controlar aspectos como el estrés, la motivación y la concentración en competencias importantes.
  • El entrenamiento mental debe incluir sesiones para explicar el alcance del programa, recolectar información sobre la situación actual del deportista, enseñarle las técnicas utilizar para lograr los objetivos deseados, controlar la ejecución de las técnicas y evaluar los resultados del programa.
  • La recopilación de la información puede ser de forma directa (objetiva) o indirecta (subjetiva).
  • Los métodos de entrenamiento psicológico permiten desarrollar u optimizar las conductas deseadas y eliminar las conductas problemáticas.

Términos claveEditar

Lecturas adicionalesEditar

BibliografíaEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 Martín, Garry (2008). Applied Sports Psychology. Practical Guidelines for Behaviour Analysis. [Psicología del deporte. Guía práctica del análisis conductual.] (1.ª edición). Madrid, España: Pearson Educación S. A. p. 368. ISBN 978-84-8322-501-1. 
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Weinberg, Robert; Gould, Daniel (2010). Foundations of sport and exercise psychology [Fundamentos de psicología del deporte y del ejercicio físico] (4.ª edición). Madrid, España: Editorial Médica Panamericana. p. 606. ISBN 978-84-9835-207-8. 
  3. 3,0 3,1 Legaz Arrese, Alejandro (2012). Manual de entrenamiento deportivo (1.ª edición). Barcelona, España: Editoria Paidotribo. p. 1003. ISBN 978-84-9910-094-4. 


Proyecto: Entrenamiento deportivo
Anterior: Evaluación de la lección 3 — Preparación mental — Siguiente: Evaluación de la lección 4