Abrir menú principal
Wikidebate logo.png Este recurso es un wikidebate.

Cuando los escépticos llegan a encontrarse con la resurrección, frecuentemente parecerá completamente imposible que tal cosa pudiera suceder. Abajo están los argumentos comúnmente usados en contra de la resurrección, seguidos por la respuesta cristiana de defensa.

Sumario

Jesús resucitóEditar

Jesús no resucitóEditar

  •   A favor Jesús no estaba muerto – estaba en coma.
    •   Objeción Los ejecutores romanos no habrían permitido que esto sucediera. La pena para un ejecutor que no aseguraba la muerte era la muerte en sí. ¿Un ejecutor habría sido negligente si eso significaba el riesgo de su vida?
    •   Objeción Había cuatro ejecutores a cargo de cada ejecución. Los cuatro habrían sido ejecutados si la ejecución no se hubiera llevado a cabo apropiadamente. ¿Los cuatro hombres habrían sido negligentes para arriesgar sus vidas?
    •   Objeción Pilatos estaba muy sorprendido cuando se le pidió si Jesús podía ser sepultado, pues era muy pronto para que alguien hubiera muerto en una crucifixión. Envió un hombre a revisar que esto fuera verdad. El hombre reportó que de hecho era verdad. Habría revisado con cada uno de los cuatro hombres y ciertamente no habría razón para mentir acerca del estado de Jesús.
    •   Objeción Hay testimonios describiendo la muerte de Jesús, de fuentes primarias, como Juan, quien está registrado como presencial. Dice que cuando Jesús dio su último aliento, los soldados enterraron una lanza en su costado en orden de revisar su muerte. Si estaba todavía vivo, habría salido agua mezclada con sangre. Sin embargo, si estaba muerto, el agua y la sangre habrían salido por separado, como está registrado que sucedió. Esto es considerado como prueba final de que Jesús estaba muerto.
      •   Objeción ¿Cuál es la relación entre la muerte y la separación de la sangre y el agua (si es que esa separación ocurre)?
  •   A favor Los discípulos robaron el cuerpo para fingir la resurrección. Jesús había dicho a los discípulos que se levantaría de los muertos. Cuando no parecía hacerlo, pudieron haber intentado fingir la resurrección para no quedar como tontos.
    •   Objeción La principal imperfección con esto es la consecuencia de la resurrección, fuera real o falsa. Las autoridades romanas y especialmente las judías, estaban muy descontentas con la idea de que Jesús habría resucitado, por razones obvias. Los judíos, de hecho, tenían muchas de sus creencias amenazadas por ello. Ellos mismos habrían quedado como tontos si fuera verdad. Por tanto, hicieron su mejor esfuerzo para torturar y matar a cualquiera que declarara que Jesús había sido ciertamente resucitado. Un buen número de discípulos y otros creyentes fueron atrapados y sufrieron ese destino. De hecho, Saulo, en Hechos, estaba en camino a hacer eso cuando él mismo fue convertido. Si los discípulos habían fingido la resurrección, ¿Todos ellos, en ocasiones independientes, se habrían apegado a la historia bajo tortura severa y muerte eventual? Si lo hubieran fingido, es casi cierto que uno de ellos se habría rendido bajo la presión y hubiera preferido su vida a que su reputación luciera bien. La conclusión lógica al porqué no mostraron el cuerpo es porque no lo tenían. Si no lo tenían, no lo robaron.
  •   A favor Los romanos robaron el cuerpo para detener una resurrección.
    •   Objeción Este argumento parece un poco desacreditado desde el principio, pues si creían que Jesús podía resucitar de los muertos y no querían que lo hiciera, ¿qué bien podría haber al robar el cuerpo?
    •   Objeción Los discípulos causaron desorden al propagar el mensaje. Los romanos ciertamente no estaban muy felices cuando los discípulos comenzaron a causar caos al declarar la resurrección de Jesús, como ya lo sabemos. Claramente querían detener esto, pues apoyaban la muerte de cristianos por los judíos y ellos mismos encarcelaron a cristianos prominentes como Pablo. Así que como querían detener la creencia en la resurrección y tenían posesión del cuerpo, ¿Por qué no lo anunciaron? Una muestra simple del cuerpo muerto para ser examinado habría aclarado el asunto completo a favor de los romanos. No habría habido más peligro de perder a algunos de los suyos, o cualquier otro revuelo, y todo lo que necesitaban hacer era mostrar el cuerpo. De nuevo, la conclusión más lógica de esto sería que de hecho no tenían el cuerpo y es la razón por la cual no lo mostraron. Porque no podían. Si no tenían el cuerpo, entonces no lo robaron.
  •   A favor Las apariciones de Jesús fueron alucinaciones.
    •   Objeción Las alucinaciones son percibidas individualmente. Es altamente improbable, y por tanto no plausible, que un grupo entero experimentara la misma alucinación.
    •   Objeción La aparición del Jesús resucitado ocurrió en diferentes momentos y lugares a diferentes personas. Esto también disminuye la aplicabilidad de muchas teorías psicológicas de grupo que podrían explicar una ilusión (aunque esto no descarta los casos de declaraciones de identidad errónea o falsa hechas por personas que no conocieron personalmente a Jesús pero que declaran haberlo visto resucitado).
    •   Objeción Las apariciones de Jesús resucitado fueron a una variedad de grupos e individuos. Esto no es convincente con el conocimiento científico y psicológico de la naturaleza de las alucinaciones. Por tanto, es “muy improbable” y casi “estadísticamente imposible” que “TODAS” las ocurrencias del Jesús resucitado fueran alucinaciones.
      •   Objeción Existen alucinaciones colectivas generadas mediante adoctrinamiento, esto se ve en casos como el de David Koresh así que la ultima objeción se invalida.
  •   A favor No era Jesús a quien crucificaron.
    •   Objeción El primer problema con esto es la cantidad de testigos. Su madre y amigos cercanos fueron registrados como presentes. Juan, quien pudo haber sido el mejor amigo de Jesús pero que ciertamente lo conocía personalmente, fue una de las personas que declararon haber visto al Jesús resucitado. Dado cuán cercana a Jesús era cada persona, seguramente alguna de ellas habría notado si la persona declarada como Jesús resucitado no era Jesús (incluso en el caso de una persona que luciera muy similar a Jesús). Para enfatizar esto, la Escritura provee prueba de que Jesús habló con Juan y su hermana, dos personas que conocieron muy bien y personalmente a Jesús y quienes no habrían sido engañados por un impostor luciendo como el salvador resucitado.
    •   Objeción No hay tiempo para un intercambio. Tuvo que haber sido Jesús cuando Judas lo traicionó, pues Judas conocía a Jesús y lo señaló al besarlo. A partir de ahí, estuvo constantemente bajo guardia: fue llevado por una muchedumbre y luego fue transferido a la guardia romana. Con todos los miembros de la muchedumbre, no pudo haberse ido y una vez transferido a los romanos, mucho menos habría tenido la oportunidad; ellos tenían el sistema de justicia criminal más estricto y organizado visto hasta hoy.
  •   A favor Los ladrones de tumbas robaron el cuerpo.
    •   Objeción El objetivo de los ladrones de tumbas en ese entonces y los ladrones de tumbas hoy en día es el mismo: ganancia. Los artículos más lucrativos en una tumba como Jesús habrían sido las telas saturadas con los costosos ungüentos y especies. Se sabe que las mujeres no tuvieron tiempo de aplicarlos hasta que regresaron después del Sabbath: para entonces el cuerpo ya no estaba. Así que la única cosa de valor habría sido la tela. Y aún así se registró que fue dejada. El cuerpo no tenía valor y era muy complicado de esconder. Los ladrones de tumbas no habrían robado el cuerpo, sino cualquier otra cosa excepto el cuerpo.
  •   A favor Las mujeres fueron a la tumba equivocada. Algunos de los evangelios dicen que estaba oscuro cuando las mujeres fueron a la tumba, con otros simplemente diciendo que era de mañana. Sin embargo, en su estado de luto, es posible que hubieran ido a la tumba equivocada y, si estaba oscuro, habría sido incluso una ocurrencia más probable.
    •   Objeción Esta teoría no explica un número de cosas. Encontraron ropa mortuoria en la tumba y la tumba también estaba abierta. Es improbable que hubiera una tumba abierta con ropa por ahí. También, el avistamiento de las mujeres del ángel o joven no es considerado.
    •   Objeción La declaración que las mujeres hicieron cuando regresaron a los discípulos no se debe tomar a la ligera. Por supuesto, la gente habría ido a la tumba para ver por sí mismos que estaba vacía y que las mujeres no habían ido, de hecho, a la tumba equivocada o que estuvieran mintiendo. Ciertamente habría sido prontamente descubierto si estaban equivocadas, como muchas personas de alto rango intentaban desaprobar. Y si la tumba todavía contenía a Jesús, no habrían perdido tiempo en mostrar el cuerpo. Como nadie cuestionó que su tumba estaba vacía, es por tanto extremadamente improbable que las mujeres simplemente fueron a la tumba equivocada.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar