Abrir menú principal

Mitos del desarrollo de software

Este recurso de aprendizaje es una lección creada originalmente como material didáctico del proyecto de aprendizaje Dirección y gestión de proyectos y sistemas informáticos.

Esta lección aborda los falsos mitos existentes en el mundo del desarrollo de software, esto es, ideas preconcebidas equivocadas que de forma más o menos evidente afectan a los implicados en proyectos de nuevas tecnologías.

IntroducciónEditar

Desde sus comienzos como industria el desarrollo de software ha generado numerosos mitos provenientes de otros sectores. Estos mitos son creencias acerca del software y de los procesos empleados para construirlo que resultan ser falsas en su mayoría. Es recomendable conocer estas creencias con el objetivo de evitar caer en errores recurrentes que afectan a los procesos de gestión y desarrollo de aplicaciones y sistemas informáticos.

Estos mitos se pueden catalogar según se relacionen con los gestores, con los clientes o con los desarrolladores que participan en el proyecto.

Mitos del gestorEditar

Cambiar es una mala ideaEditar

¿Por qué debemos cambiar nuestra forma de desarrollar software? Si estamos haciendo el mismo tipo de producto ahora que hace diez años...

Aunque el dominio de la aplicación pueda ser el mismo, la demanda de una mayor productividad y calidad, y el papel critico del software en objetivos comerciales estratégicos, ha aumentado sustancialmente. Por lo que es necesario ir adaptándose a los tiempos, especialmente en el ámbito de la Informática.

Todo es cuestión de esfuerzoEditar

Si fallamos en la planificación, podemos añadir más programadores y recuperar el tiempo perdido.

Durante el proceso de software, añadir personal puede retrasar más el proyecto. Los desarrolladores deben añadirse de forma planificada y ordenada. Además, si sacamos a gente de otros proyectos, lo único que estaremos consiguiendo seguro es retrasar otros proyectos.

Mitos de los clientesEditar

No hace falta dar detalles para empezarEditar

Una declaración general de los objetivos es suficiente para comenzar a escribir los programas, y podemos dar los detalles más adelante.

Una mala definición inicial es la principal causa del trabajo inútil. Como dice Ries en su libro 'Lean Startup' el mayor despilfarro es crear algo que nadie quiere.creo que no fuese justificable invertir tiempo y esfuerzo en unproyecto en el cual nadie querra, lo mas apto es acercarnos al mismo proyecto contanto deseo que nuestro proyecto en si sea entregar el producto terminado en garantia a la funcionalidad que se le dara, mas aun a su uso y practicidad.

El software se cambia sin esfuerzoEditar

Los requisitos del proyecto cambian continuamente, pero los cambios pueden acomodarse fácilmente porque el software es flexible.

Es verdad que los requisitos cambian y que es algo en cierto sentido innevitable, pero el impacto del cambio varía en función del momento en que se introduzcan los cambios.

Mitos de los desarrolladoresEditar

Lo importante es que funcioneEditar

No es necesaria ninguna metodología: una vez que escribamos el programa y hagamos que funcione, nuestro trabajo ha terminado

Los datos empíricos revelan que entre el 50% y el 70% de todo el esfuerzo dedicado a un programa (que ha sido desarrollado con metodologías tradicionales) se realiza después de que se haya entregado al cliente por primera vez.

La calidad no se puede ir midiendoEditar

Hasta que no tenga el programa ejecutándose, no tengo forma de medir su calidad.

Existen técnicas para ir asegurando la calidad durante el proceso, como las Revisiones Técnicas Formales (RTF). En ellas, durante el proceso de desarrollo, los programadores se sientan y revisan línea a línea el código programado por sus compañeros. Y también existen medidas, como el número de fallos detectados durante el proceso de desarrollo, que pueden irse comparando con los registros históricos, y que más tarde servirán para elaborar indicadores de calidad clásicos (al relacionarlos con el número de defectos encontrados por el cliente tras la entrega del producto).

El ejecutable es el productoEditar

Lo último que se entrega al terminar el proyecto es el programa funcionando, que es lo que importa.

En realidad el software hace referencia a los programas, los datos y los documentos generados durante todo el proceso de desarrollo.

ConclusionesEditar

Aunque estos mitos representen situaciones obvias de mala praxis para un profesional bien formado, son más populares de lo que parece en el ecosistema del desarrollo software actual. Es por ello que debemos movernos con sumo cuidado en el entorno laboral y contribuir a derribar estos falsos mitos.

Por otro lado es nuestra obligación como profesionales el estar permanentemente informados de las buenas prácticas en materia de Ingeniería del Software y tratar en la medida de lo posible de comprender las razones, fundamentadas en datos y experiencias reales, que hay detrás.

Lecciones relacionadasEditar

ReferenciasEditar

Participantes activosEditar

Categorías de lecciónEditar