Abrir menú principal

Introducción a la psicología/Procesos psicológicos superiores

Lección 9
Procesos psicológicos superiores

Las actividades humanas son complejas y dependen en gran medida de procesos cognitivos elaborados como el pensamiento, el aprendizaje, el lenguaje o la inteligencia. Estos procesos permiten desarrollar actividades como la comunicación, la resolución de problemas y la planificación entre otras que se consideran parte fundamental de la mente y que diferencian al ser humano de otras especies. El nivel de complejidad de algunos de estos procesos es sumamente alto y los investigadores todavía trabajan activamente para identificar los principios de su funcionamiento fisiológico, su evolución durante las etapas del desarrollo humano y en algunos casos aún tratan de llegar a un acuerdo general sobre su definición, como en el caso de la inteligencia.

comentario Aparte de su nivel de complejidad, no existe una distinción psicológica o fisiológica entre los procesos cognitivos básicos y superiores. En esta exposición se han organizado de esa forma para facilitar su presentación.

AprendizajeEditar

El aprendizaje se define como un cambio de conducta en un individuo producido por la práctica o la experiencia con el fin de adaptarse al ambiente y afrontar los desafíos, amenazas o peligros que presenta. Se han identificado cuatro tipos básicos de aprendizaje:[1]

Aprendizaje no asociativo Es la forma más elemental de aprendizaje. Los individuos reaccionan ante un único estímulo. Se llama habituación si los organismos comienzan a ignorar el estímulo porque no proporciona información nueva relevante para adaptarse al medio. Si por el contrario la respuesta del individuo aumenta ante presentaciones sucesivas del estímulo se le llama sensibilización.
Condicionamiento clásico En este tipo de aprendizaje los individuos asocian un estímulo neutro o incondicionado a una respuesta condicionada si este siempre está emparejado con un estímulo condicionado. Como el estímulo incondicionado siempre se da en conjunto con el estímulo condicionado, el primero se convierte en un indicador del segundo y provoca la respuesta condicionada. Este tipo de aprendizaje fue descubierto por Iván Pávlov a principios del siglo XX.
Condicionamiento instrumental En el condicionamiento operante o instrumental los individuos se comportan de formas específicas para lograr cambios en el entorno. Si una conducta genera una consecuencia deseada, el individuo aprende que debe repetirla para lograr el efecto. Si por el contrario, la conducta provoca un cambio desagradable o no deseado en el ambiente, el individuo evitará realizar esa conducta. Este mecanismo de aprendizaje fue descubierto a principios del siglo XX gracias a los trabajos de Burrhus Frederic Skinner y Edward Thorndike
Aprendizaje complejo Este es un concepto genérico que abarca los tipos de aprendizaje que requieren modelos mentales del mundo más complejos que simples asociaciones entre estímulos y respuestas como en los casos anteriores. Estos modelos normalmente incluyen el uso de conceptos abstractos y mapas del ambiente y requieren el uso de operaciones mentales más sofisticadas.

LenguajeEditar

La capacidad del ser humano de hablar, escuchar, leer y escribir ha posibilitado la evolución cultural de nuestra especie al proporcionar un mecanismo para acumular conocimientos y transmitirlos a las siguientes generaciones.[2] Estas cuatro habilidades conforman lo que entendemos por lenguaje. Este es la forma primaria de comunicación del pensamiento humano y es una característica universal de todos los seres humanos.[3]

Ambos hemisferios cerebrales contribuyen a la comprensión y emisión del lenguaje, pero el hemisferio izquierdo tiene un papel mucho más destacado. En particular hay dos áreas de especial interés: el área de Broca y el área de Wernicke. El área de broca, ubicada en el lóbulo frontal izquierdo, está implicada en la producción del habla y entre otras funciones sirve como repositorio de los recuerdos con las secuencias musculares que producen las palabras. El área de Wernicke, ubicada en el lóbulo temporal superior, está implicada en la percepción del habla. La percepción del habla incluye los mecanismos necesarios para capturar los sonidos, interpretarlos como palabras e identificar su significado.[2]

La lectura y la escritura comparte gran cantidad de circuitos cerebrales con el habla y la escucha pero no todos. En términos generales se reconocen dos mecanismos principales implicados en la lectura: la lectura global y la lectura fonética. La lectura global procesa palabras conocidas y las identifica como unidades completas. La lectura fonológica reconoce las palabras con las que la persona no está familiarizada y procede examinando cada una de las letras individualmente para luego integrarlas en una unidad completa.[2]

PensamientoEditar

El pensamiento es la capacidad de examinar cosas en la mente y de formar o combinar ideas, juicios y opiniones.[4] Es una de las operaciones mentales más típicas de los humanos y cumple con la función de resolver problemas, tomar decisiones o crear representaciones del ambiente.[3]

Existen diversas formas de pensar sobre los problemas y se pueden clasificar en pensamiento convergente y pensamiento divergente. El pensamiento convergente agrupa los métodos de razonamiento más analíticos, deductivos y lógicos y su objetivo es encadenar diferentes ideas que para llegar a una respuesta correcta que sirve de hipótesis para resolver un problema. Por su parte el pensamiento divergente se asocia con la creatividad y promueve la generación de varias soluciones o ideas.[3]

La creatividad es la generación de nuevas ideas, conceptos y asociaciones. Se define en su forma más simple como la capacidad de aportar algo nuevo a la existencia y está ligada a todos los ámbitos de la vida humana. El proceso creativo es unitario y continuo pero se considera compuesto de 5 etapas:[5]

  1. Preparación: Se analiza el problema y sus características.
  2. Incubación: Se exploran posibles soluciones desde múltiples puntos de vista.
  3. Concepción: Se organiza la información obtenida en una idea nueva y comprensible.
  4. Verificación: Se confirma si la idea es efectiva o si se debe buscar otra alternativa.
  5. Formulación: Se registra la idea y se expresa a terceros o se pone en acción.

El pensamiento convergente trabaja a partir de conceptos organizados en jerarquías y categorías. Estos conceptos se pueden representar en la mente de forma visual o abstracta (proposicional) y se definen en base a sus características clave o núcleos o en función de su parecido con un modelo o prototipo del concepto generado a partir de experiencias previas. Estos conceptos se trabajan mediante mecanismos de razonamiento lógico que pueden ser inductivos, deductivos o deductivo-hipotéticos o mediante heurísticos que reducen la carga de trabajo mental mediante el uso de atajos para resolver los problemas sin necesidad de realizar un análisis completo de la situación.[3]

InteligenciaEditar

La inteligencia es una capacidad mental de carácter general que integra las diferentes funciones mentales de los humanos. Es una de las variables psicológicas que más se ha investigado y cuenta con gran cantidad de instrumentos de evaluación. Estos instrumentos han demostrado tener un gran valor predictivo para estimar la conducta humana en gran variedad de situaciones. No es una capacidad de adaptarse al ambiente sino la capacidad de los individuos de modificar el ambiente para ajustarlo a sus necesidades.[3]

Sin embargo, el éxito logrado midiendo el impacto de este factor en la conducta humana no se ha traducido en un éxito similar explicando su estructura y funcionamiento. Se han desarrollado múltiples teorías sobre el funcionamiento y estructura de la inteligencia, que van desde la concepción inicial de la inteligencia como una capacidad general de comprensión y razonamiento hasta la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner que la considera un conjunto de facultades independientes. Entre las teorías más destacadas se encuentran el análisis factorial, la teoría de inteligencias múltiples de Gardner, la teoría de la inteligencia de Anderson, la teoría triárquica de Sternberg, la teoría bioecológica de Ceci[1] y la teoría de habilidades cognitivas Cattell-Horn-Carroll.[3]

La investigación en este campo continúa tanto en el nivel conductual como biológico. Para tratar de comprender lo que ocurre en el cerebro los psicólogos usan herramientas como la tomografía por emisión de positrones para registrar lo que ocurre en el cerebro cuando los individuos realizan diversas tareas y para comprender el papel de la genética y el ambiente se realizan estudios con gemelos idénticos y con mellizos.[3] También continúa el trabajo para aumentar la fiabilidad, replicabilidad y consistencia de las pruebas de inteligencia, debido a su utilidad práctica en diversas áreas.[1]

Resumen de la lecciónEditar

  • El aprendizaje se define como un cambio de conducta en un individuo producido por la práctica o la experiencia.
  • Existen cuatro tipos de aprendizaje: aprendizaje no asociativo, condicionamiento clásico, condicionamiento instrumental y aprendizaje complejo.
  • Las dos áreas principales del cerebro relacionadas con el lenguaje son el área de Broca y el área de Wernicke.
  • La lectura y la escritura comparte muchos circuitos cerebrales con el habla y la escucha.
  • El pensamiento es la capacidad de examinar cosas en la mente y de formar o combinar ideas, juicios y opiniones.
  • El pensamiento divergente o creatividad permite generar ideas, conceptos y asociaciones nuevas.
  • El pensamiento convergente usa procesos de razonamiento lógico y heurísticos para solucionar problemas.
  • La inteligencia es una capacidad mental de carácter general que integra las diferentes funciones mentales de los humanos.
  • La inteligencia es la capacidad de los humanos de adaptar el ambiente a sus necesidades en vez de adaptarse ellos al ambiente.
  • Existen múltiples teorías sobre la estructura y funcionamiento de la inteligencia.
  • El funcionamiento de la inteligencia humana es un campo de investigación activo y todavía no existen teorías que cuenten con la completa aceptación de la comunidad científica.

Términos claveEditar

Lecturas adicionalesEditar

BibliografíaEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 Smith, Edward E.; Nole-Hoeksema, Susan; Fredrickson, Barbara; Loftus, Geoffrey (2003). Introduction to Psychology [Introducción a la psicología] (14.ª edición). España: Thomson Editores Spain Paraninfo S.A. p. 720. ISBN 84-9732-197-9. 
  2. 2,0 2,1 2,2 Carlson, Neil R. (2006). Physiology of behaviour [Fisiología de la conducta] (8.ª edición). México, D.F., México: Addison Wesley. p. 784. ISBN 978-84-7829-072-7. 
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 3,6 Díaz Méndez, Darío; Latorre Postigo, José Miguel, eds. (2015). Psicología médica (1.ª edición). Barcelona, España: Elsevier España, S.L. p. 421. ISBN 978-84-9022-481-6. 
  4. Real Academia Española (2014). Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Barcelona, España: Espasa Libros S. L. U. p. 2312. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  5. Calero, Mavilo (2011). Creatividad: reto de innovación educativa (1.ª edición). México D. F., México: Alfaomega Grupo Editor S. A. p. 208. ISBN 978-607-707-330-7. 


Proyecto: Introducción a la psicología
Anterior: Evaluación de la lección 8 — Procesos psicológicos superiores — Siguiente: Evaluación de la lección 9