Abrir menú principal
Lección 4
El Sol

El Sol es una estrella de aproximadamente 5 000 millones de años de edad y se encuentra a 150 millones de kilómetros de la Tierra. Tiene forma de esfera con un diámetro 1,4 millones de kilómetros (más de 109 veces el diámetro de la Tierra) y le toma 25 días, 9 horas y 7 minutos realizar un giro completo sobre su propio eje. Está compuesto en un 98% de helio e hidrógeno y su masa es 333 000 veces la de la Tierra. Eso corresponde a más del 99% de toda la masa del sistema solar.


Imagen del Sol capturada por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA lel 30 de enero de 2014.

El Sol es el elemento más grande y brillante del sistema solar. Es el único que produce su propia luz mediante la fusión continua de átomos de hidrógeno en átomos de helio. Cada segundo el Sol transforma 600 millones de toneladas de hidrógeno en 596 millones de toneladas de helio gracias a las grandes temperaturas y presiones de su interior. Los 4 millones de toneladas restantes se transforman en energía gracias a la famosa ecuación de Albert Einstein: . Esa energía escapa del Sol en forma de luz y calor. La energía que emite el Sol en un segundo sería suficiente para satisfacer las necesidades de la humanidad por más de 500 000 años si la pudiéramos capturar y almacenar toda.


Las diferentes capas del sol y las características más importantes de su superficie.

El Sol es una esfera gigante de gases calientes. A diferentes profundidades la temperatura y la presión cambian, dándole una estructura con diferentes capas. La sección más interna es el núcleo que tiene una temperatura superior a los 15 millones de grados centígrados y es donde ocurre la fusión del hidrógeno en helio. Sobre el núcleo se encuentra una zona llamada zona radiativa donde ya no se produce la fusión y la temperatura desciende a los 10 millones de grados centígrados. La zona radiativa está rodeada por otra zona llamada zona convectiva y esta a su vez está rodeada por la fotosfera o superficie del Sol que tiene una temperatura de 5 500 °C. Por encima de la fotosfera están la cromosfera, la zona de transición y la corona y en conjunto se les llama la atmósfera solar.


Mancha solar #1302 fotografiada por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA en septiembre de 2011.

La fotosfera es una zona muy activa y ocasiones puede dar origen a manchas solares. Son regiones de la superficie con una temperatura menor lo que provoca que se vean oscuras. Fueron descubiertas por Galileo Galilei en 1611 y se producen por campos magnéticos que impiden que las partículas calientes del interior lleguen a la superficie. La cantidad de manchas aumenta y disminuye en un ciclo de 11 años. Durante la época de mayor actividad se pueden detectar más de 100 manchas mientras que en la época de menor actividad casi no hay ninguna.


Protuberancia solar fotografiada por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA el 30 de marzo de 2010.

Las manchas solares tienden a ocurrir en pares conectados por campos magnéticos que atrapan el gas de la atmósfera solar formando protuberancias solares. Las protuberancias solares fueron descubiertas en 1859 por Richard Carrington y se puede extender más de 100 000 kilómetros sobre la superficie. Se ven como lenguas de fuego gigantescas y en ocasiones pueden provocar tormentas solares y expulsar gran cantidad de partículas hacia el espacio. Si esas partículas llegan a la tierra pueden provocar auroras en las regiones polares del planeta y si son muy grandes pueden dañar los aparatos electrónicos.


Es importante que nunca observes directamente al Sol porque puedes quedar ciego. Tampoco debes hacerlo utilizando prismáticos, telescopios o gafas. Los astrónomos usan instrumentos especializados para observar el Sol diseñados especialmente para soportar su brillo, algo que los ojos no pueden hacer.


Blue-bg rounded.svg HSIdea.svg Resumen de la lección

  • El sol es una estrella.
  • El Sol es el elemento más grande y brillante del sistema solar.
  • El Sol transforma hidrógeno en helio gracias a las grandes temperaturas y presiones de su interior.
  • El Sol está compuesto de varias capas: núcleo, zona radiativa, zona convectiva, fotosfera, cromosfera, zona de transición y corona.
  • Las manchas solares son regiones de la superficie con una temperatura menor lo que provoca que se vean oscuras.
  • Las protuberancias solares son partículas atrapadas sobre la superficie por los campos magnéticos del sol.
  • Nunca se debe observar directamente el Sol porque puede provocar ceguera.


Blue-bg rounded.svg Text-x-generic with pencil-2.svg Términos clave

Blue-bg rounded.svg HSBook.svg ¿Dónde puedo aprender más sobre este tema?