Oftalmología

PárpadosEditar

QuistesEditar

Dentro de la patología de los párpados es frecuente encontrar una variedad de quistes que se pueden clasificar según el nombre de la glándula que le origina y casi todos estos quistes se deben a una obstrucción de los conductos de dichas glándulas.

Entre estos quistes encontramos los orzuelos que pueden ser internos o externos, que se dan especialmente por infecciones de tipo estafilocócico o quienes padecen blefaritis. Los quistes de la glándula de Meibomio, denominados también calacio o chalazión, los quistes de Moll y los quistes de Zeis y por último los quistes sebáceos, dependientes de la glándula sebácea.

Tumores benignosEditar

En las párpados, además de quistes pueden verse tumoraciones de tipo benigno y frecuentemente una lesión de causa vírica que se denomina MOLLUSCUM CONTAGIOSUM de aspecto ligeramente elevado, umbilicado en el centro, que puede dar lugar a una discreta descamación. Otra lesión distinta es el XANTELASMA que no es más que un depósito de color amarillento algo elevado que corresponde a acumulo lipoideo. La QUERATOSIS SENIL, que como su nombre indica, afecta a personas mayores y consiste en lesiones múltiples, no elevadas, planas que producen descamación y de aspecto indurado que puede confundirse con un papiloma. Sobre esta lesión puede asentar otro tipo de tumoración que se denomina CUERNO CUTANEO, que consiste en una masa de queratina, elevada y endurecida. El QUERATOACANTOMA es un tumor raro de aspecto sobreelevado y duro de color rosaceo y que como su nombre indica contiene queratina. Otra lesión benigna más o menos frecuente es una lesión plana de color rojo o rojo azulado frecuentemente se presenta al nacimiento o en los proimeros meses de vida y se denomian HEMANGIOMA.

Tumores malignosEditar

Los tumores malignos de los párpados de denominan según la localización en donde se asientan en la piel, y se llaman carcinomas. Así se presentan CARCINOMAS DE CELULAS BASALES, porque afectan a las céluas de la capa basal de la piel, normalmente en personas de edad adulta o gente mayor, frecuentemente del párpado inferior que crece de manera lenta con apariencia de úlcera nodular querático, bien delimitado, con costras y que no da metástasis. El CARCINOMA DE CELULAS ESCAMOSAS, es un tumor que puede adoptar varias formas de presentación, bien como úlcera, bien como un nódulo o de aspecto de un papiloma, que suelen dar metástasis a los ganglios regionales, según la zona de afectación en el párpado, de crecimiento menos lento que el anterior.

El CARCINOMA DE GLANDULAS SEBACEAS. Es el tumor menos frecuente de los tumores del párpado y se presenta como una lesión de tipo nodular firme y de color amarillelnto, pero que puede dar metástasis.