Estrategias didácticas en la enseñanza del español/Historia

La lengua castellana se llama asi porque surgió en el reino de Castilla. Es un idioma procedente del latín, cuyo origen documentado lo podemos situar en las glosas de los manuscritos miniados de los monasterios. Las glosas eran unos pequeños "apuntes a pie de página" que escribían los monjes medievales para facilitar la traducción al latín, que con el tiempo estaba dejando de ser la lengua de uso corriente y comenzó a reservarse para uso exclusivo de la cultura. En la actualidad son conocidas las glosas de Santo Domingo de Silos y de San Millán de la Cogolla, ambos situados en La Rioja y sus alrededores.

Véase tambiénEditar